english version en francés
E
L
 
D
E
S
C
B
R
I
M
I
E
N
T
O
 
D
E
 
H
E
N
R
I
 
G
A
S
C
lesecret

Arcadia y el secreto de Poussin
Del mar de los Argonautas… ad Genesareth


 

¿Pero hacia qué secreto, qué “confidencia”, nos lleva Nicolas Poussin en estos dos cuadros que se han convertido gracias a mi antepasado Henri Gasc, gracias al destino, en la clave del misterio del monje Saunière?
Arcadia es importante para Nicolas Poussin, la Arcadia que a través de un misterioso mensaje está en el centro de su famoso cuadro: Los Pastores de Arcadia.
Arcadia, es también el país de Jason y el Argonautes, del Vellocino de oro…

 

  Les bergers d'Arcadie 1ere version

“Los pastores de Arcadia”
Nicolas Poussin
Primera versión 1628-1630
     

El sello de Poussin “Tenet Confidentiam”, símbolo del secreto de Nicolas Poussin nos lleva también a la imagen de Arcadia, haciendo alusión a una nave, un arca: el Buque Argos, sumergiéndonos en el universo de Cesare Ripa, autor italiano del siglo XVI y a su obra de imágenes alegóricas de la que Poussin se inspiró.

        El sello de Poussin
Sceau de Poussin
Ilustración de Cesare Ripa siglo XVI

Cesare Ripa

 

Es a través de un lenguaje alegórico que Poussin nos conduce a “leer” estos dos cuadros, a entender su mensaje, para conducirnos hasta su secreto, descubierto por Henri Gasc.
A los ojos de este sabio pintor, erudito y cuyas obras son tan complejas, un cuadro debe leerse como un relato, una composición con señales visibles e invisibles… Todos estos años y todas estas horas de investigación, me hicieron descubrir el “mundo de Poussin”. Este pintor mágico me ha en cierta forma “iniciado a su pintura”, lo que me permitió penetrar la historia de estos cuadros. Como un rompecabezas, un detalle, asociándose con otro, el pintor poco a poco me guió hacia su secreto.

 

Constelletion

Constellation "Argos"
Navire Argos

Représentation du navire "Argos"

Nicolas Poussin en estos dos cuadros, a través de un viaje celestial alegórico, suministró un mensaje, descubierto por el monje Gasc, un secreto que es la causa del misterio del monje Saunière y de su hipotético tesoro. Un secreto se transmite pero no se revela. Poussin quiso transmitirlo de manera oculta, al igual que Henri Gasc. Es necesario “leer la historia y el cuadro con el fin de conocer si cada cosa es conveniente al tema” Nicolas Poussin.
Leí estos cuadros para profundizar en el misterio. Del buque Argos vinculado a la fábula astronómica del Vellocino de oro, a la barca de Pedro, carreta, símbolo de navegación celestial, Nicolas Poussin, utiliza en nuestros cuadros “su mundo” con “sus códigos”, a través de una sutil mezcla de superposiciones de temas.


 

Jason nos lleva a Jonas, el libro de Jonas ofreciendo numerosas semejanzas con el relato de Jason y argonautes. Nicolas Poussin utiliza a menudo alegorías griegas o grecorromanas para ilustrar los temas cristianos. Imágenes alegóricas tanto por el mundo de la fábula muy utilizado por Poussin, como por las parábolas de la Biblia.
Para los temas extraídos de la fábula o de la Biblia, Poussin fabricaba un “pequeño teatro” de figuritas de cera, que modelaba según las actitudes que deseaba dar a sus personajes, y que colocaba dentro de una caja. Las paredes de la caja perforadas de agujeros, le permitían regular el alumbrado de la escena. En el fondo hacía deslizar un decorado dibujado, paisaje o arquitectura. Se encuentra este método de trabajo en el relato de Jason, o en la fábula astronómica del Vellocino de oro. Poussin colocó el “decorado” de su historia.
Esta fábula de Jason, viene parcialmente en el poema solar sobre Hércules, y forma un episodio de “9° Trabajo de Hércules”, o de aquel que responde al Carnero (Aries) celestial. El tema de Arcadia está presente sobre las tierras romanas, patria de adopción de Nicolas Poussin: Evandre, el héroe de  la Eneida, en memoria de su patria en Arcadía, fundó una colonia griega sobre el sitio de Roma. Poussin vivió con ésta cultura que conoce muy bien.
Toda la historia de Hércules, héroe solar, se explica en la bóveda celeste, como el encantador de serpientes Jason, héroe solar, iniciado por una hechicera, conquistador de los derechos y la inmortalidad enfrentado a Draco la ballena celestial, monstruo marino, “demonio encargado” del Vellocino de oro. Jason solar, celestial, es el domador de serpientes, encantador cuya una de sus estrellas es una cabeza de camello… Cada detalle del cuadro es importante, preciso, ya que Poussin, no hace nada aleatoriamente.
Jason es el sol en astronomía. El sol que alcanza el punto equinoccial de la primavera, caracterizado por la constelación de Aries, éste último,  representado por el Dios Pan, Dios con cuernos, pies de chivo y de una  gran fealdad.
El Aries celeste o Carnero del Vellocinio de oro, se levanta en el momento del amanecer del día del equinoccio de la primavera. El paso del sol hacia el signo de Aries-Carnero del Vellocinio de Oro está señalado cuando sube el buque Argos.

 

La astronomía es un ámbito que controla y que ama el pintor. ¿De la fábula a la parábola bíblica, de Jason y el Aries celeste a Jesús o Cordero de Dios, Dios Salvador; de la nave Argos a la barca celeste, hacia qué “señal” nos conduce el pintor? ¿Jesús profeta como Jonas, rey como Jason, lleva consigo a sus compañeros, hacia la patria celestial? ¿Para Nicolas Poussin, los misterios de Cristo no serían los misterios de Dios Sol en su triunfo equinoccial? Es al equinoccio de primavera que Cristo triunfa. El evangelio de Mateo es el vínculo, el enlace bíblico vinculado a estos 2 cuadros.
¿Los cristianos no sustituyeron al nombre de Jesús por Jason, que se convirtió en el nombre helenizado de Jesús?
Mathieu da a Jesús una genealogía real. Se refiere al profeta Jesús, como un rey, hijos de Abraham y David. El profeta Jesús quien en el Monte de los Olivos tres días antes de su muerte, anuncia la destrucción del templo de Salomón, por Tito y el final del mundo, cuando los apóstoles le preguntan : ¿“nos dices nos cuándo eso llegará, cuál será el SIGNO de tu llegada y del final del mundo? ” (Mateo XXIV 1-3). Pasando de la mitología a la Biblia, superponiendo los temas, lo que le gustaba hacer a Poussin, este último nos conduce por el evangelio de Mateo, de la señal de Jonas, mencionando la muerte y la resurrección de Jesús, a la Barca de Pedro, barca celestial, como el Arca de Noé atrapada en la tormenta, que lleva al Juicio Final (Mateo XII 39-42). ¿Para Mateo, el reino de los cielos es comparable “a una red que se lanza al mar”, así será el final del mundo? (Mateo XIII 47-50). Esta pesca milagrosa, que reúne una multitud de “pescados” es otra manera de contar la historia del Juicio Final, victoria del reino Dios, arrancando los humanos a las fuerzas del mal, a las aguas profundas. La aparición de Jesús, puede verse como su llegada, asociada al Juicio Final, el regreso del Cristo salvador, tal como Jesús lo había anunciado a los apóstoles en el Monte de los Olivos… En el evangelio de Mateo, el Juicio Final se asocia a la revelación de la Reina del Mediodía, y a Salomón. Como está dicho en el evangelio de Mathieu: “… y aquí hay más que Salomón” (Mateo XII 42). ¿Para Nicolas Poussin, un cuadro no debe leerse como un relato, una composición con señales visibles e invisibles…?

 

Tableau1

Dos dibujos encontrados en el catálogo razonado, mencionan para Pedro Rosenberg el proyecto que tenía Nicolas Poussin acerca de dos proyectos. El pintor pensaba en dos pinturas en proyecto, pero él precisa: “Se ignora todo de tal proyecto”. El tema debía ser la aparición del Cristo después de su resurrección, y el triunfo del Cristo. Esto es muy inquietante, cuando se piensa con respecto a estos dos cuadros…

Tableau 2